En este momento tan delicado en que nos encontramos con la pandemia mundial del COVID-19 es VITAL reforzar nuestro sistema inmunológico.

El consumo habitual de fruta y verdura, aunque necesario, no es suficiente.

Actualmente gran parte de la fruta que consumimos es de dudosa calidad. Muchas veces no se recoge en su punto óptimo de maduración por lo que pierde todas esas propiedades nutricionales que damos por hecho que dicha fruta posee. Se recoge antes de tiempo y se conserva en cámaras frigoríficas, y creemos ser unos afortunados por poder tomarlas fuera de temporada. Por cierto, ¿conocemos las frutas y verduras de cada temporada?

Pero sobre todo hazte esta pregunta: ¿Cuantos tipos de fruta y verdura consumo con regularidad?

Solemos tener predilección por algunas variedades en concreto y nos conformamos comprando solo esos alimentos. Y en el caso de los niños se acentúa todavía más. Les cuesta tomar fruta, ya sea por pereza o simplemente porque prefieren incluir otro tipo de productos más dulces, y menos sanos, en sus almuerzos y meriendas.

Suponiendo que fuéramos capaces de tomar una gran CANTIDAD y VARIEDAD de fruta, verdura y frutos rojos, DE BUENA CALIDAD, ¿sabes cómo repercutirían en tu organismo?

*VITAMINA A, C Y ÁCIDO FÓLICO: contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario.

*VITAMINA A: ayuda a mantener la piel normal.

*VITAMINA C: ayuda a la formación normal de colágeno para el funcionamiento normal de las encías, los dientes y los vasos sanguíneos.

*VITAMINA C + E: ayuda a proteger las células del estrés oxidativo.

*FITONUTRIENTES: CAROTENOIDES Y POLIFENOLES.  Se almacenan en la piel de las personas, donde ejercen efectos fisiológicos tales como la mejora en la estructura de la superficie, la densidad y el espesor de la piel y la microcirculación.

¿Existe la posibilidad de aportar a nuestro organismo todos estos nutrientes?

Hace más de 20 años se lanzaron al mercado unos suplementos que consisten en un micronizado donde sus partículas conservan todas las propiedades y nutrientes del jugo y la pulpa de una variedad de frutas y verduras, y otros ingredientes naturales, tras un proceso de prensado y deshidratación. Con el paso de los años se fueron añadiendo algunas más por sus grandes beneficios para el organismo.

Actualmente son 30 variedades distintas, entre ellas:

capsulas

 

  • FRUTAS: manzanas, naranjas, piña, cerezas, melocotones, mangos, pasas, dátiles y remolacha.
  • VERDURAS: zanahorias, perejil, brócoli, col rizada, repollo, tomates, espinacas, ajo, y remolacha azucarera.
  • BAYAS: uvas, granadas, arándanos, moras, bayas de sauco, frambuesas, grosellas negras, cacao, alcachofas y jengibre.

 

 

Estos suplementos, además de su gran cantidad de vitaminas A, C, E, ácido fólico y fitonutrientes, tienen una alta biodisponibilidad, que quiere decir que nuestro cuerpo los absorbe rápidamente para llegar al punto de acción necesario.

También contribuyen al funcionamiento normal del sistema inmunitario y protegen a nuestras células del estrés oxidativo, cambio estructural y funcional de la mismas que aceleran su envejecimiento y favorece su muerte celular.

Estos suplementos son completamente veganos, sin gluten, sin fructosa ni sodio, sin colorantes ni conservantes ni colorantes y todos sus ingredientes están certificados sin OMG (Organismos Modificados Genéticamente).  Una verdadera joya para nuestro organismo.

Podemos concluir diciendo que incluso los consumidores habituales de fruta y verdura debemos tomar estos suplementos naturales ya que no siempre incluimos en nuestra dieta estos alimentos en la cantidad, calidad y variedad necesaria para fortalecer nuestro sistema inmunológico y prevenir todo tipo de enfermedades.

CONTACTA