La fibra dietética del glucomanano, se lleva utilizando en Occidente desde hace dos décadas, por las acciones beneficiosas que tiene para la salud. Aunque su uso en las civilizaciones orientales, de donde es originaria la planta de la que se obtiene (India y China), se remonta a más de mil años para fabricar harinas y productos de repostería.

El glucomanano es una fibra muy soluble. Es el principal polisacárido obtenido de los tubérculos de la planta Amorphophallus konjac, originaria del este asiático. Para su obtención, se procede al secado, trituración, molienda, extracción y purificación del tubérculo.

Al ser una fibra muy soluble, forma soluciones muy viscosas gracias a su alta capacidad para captar agua. Para que nos hagamos una idea, 1 gramo de la misma, puede captar hasta 200 ml de agua. Tiene una viscosidad más elevada que cualquier otra fibra conocida.

Se ha demostrado también su alta capacidad de gelificación, formando geles elásticos. Esta característica ha sido utilizada en la cocina tradicional japonesa y más recientemente en la civilización occidental, para reducir la glucosa y el colesterol plasmáticos.

Es una fibra que tiene múltiples acciones beneficiosas para nuestro organismo y su consumo se debe realizar siempre dentro del marco de una alimentación variada y equilibrada, incluyendo todos los grupos de alimentos, según las recomendaciones de consumo establecidas por las sociedades científicas.

¿Qué beneficios nos aporta el glucomanano para nuestra salud?

 

–       Eficacia en la obesidad: debido a la sensación de saciedad que produce. Su mayor virtud reside en que nada más llegar al estómago se hincha y automáticamente sacia el apetito. El glucomanano, ayuda a adelgazar cuando se sigue una dieta baja en calorías (el efecto beneficioso se obtiene con una ingesta diaria de 3 g de glucomanano en tres dosis de 1 g, junto con uno o dos vasos de agua, antes de las comidas, cuando se sigue una dieta baja en calorías.

Es importante recordar que es fundamental tomarlo con mucha agua para asegurarse de que llega al estómago, sobre todo en personas que tengan problemas de deglución o una ingesta de líquidos inadecuada. Si se emplea como complemento dietético, es importante ingerirlo junto con 150-200 ml de agua, para fluidificar y facilitar su tránsito.

Ganar peso

–       Eficacia en el estreñimiento: debido al aumento del volumen fecal. Mejora del tránsito intestinal

 –       Eficacia como hipocolesterolemiante: debido a que interviene en el transporte del colesterol y ácidos biliares debido a su capacidad para formar geles. Los ácidos biliares (encargados de transportar el colesterol hasta la superficie de la  mucosa absortiva), se quedan atrapados en el interior del gel, eliminándose por las heces, por lo que disminuye la absorción intestinal de colesterol. El glucomanano, contribuye a mantener niveles normales de colesterol en sangre.

 –       Eficacia en la prevención de enfermedades cardiovasculares: debido a su alta capacidad para reducir el colesterol total y la fracción LDL (o colesterol “malo”).

 –       Se ha indicado que esta fibra no limita la absorción de minerales como el calcio, el hierro, el cobre o el zinc.

 

¿Es peligroso el glucomanano?

El glucomanano de konjac se considera generalmente seguro para su uso. Sin embargo, este compuesto no está exento de efectos adversos.

Los efectos más comunes (intolerancia a la fibra del glucomanano) pueden evitarse disminuyendo la cantidad de konjac ingerida. Se ha visto que es mucho más frecuente que aparezcan molestias intestinales si se utilizan dosis de este complemento superiores a los 5 gramos diarios. No conviertas al glucomanano en tu única fuente de fibra.

La interacción del glucomanano con la medicación antidiabética puede alterar su efectividad. Además, este complemento también puede retrasar la absorción de los alimentos con glucosa. Los diabéticos no deberían utilizar este complemento sin la autorización de un médico.

Si apareciese malestar, dificultad para respirar o coloración amarillenta de la piel, abandona el consumo de glucomanano y acude cuanto antes a un profesional de la salud.

Los niños, los ancianos y los enfermos deberían evitar el consumo de glucomanano

Por último, recuerda consumir el glucomanano al menos cuatro horas antes o después de tu medicación habitual para evitar efectos sobre su absorción. Se desconoce la influencia de este complemento alimentario sobre el metabolismo de las mujeres embarazadas o en período de lactancia. Por este motivo, se desaconseja su uso sin supervisión médica en estos casos.

¿Es posible adelgazar gracias al glucomanano?

El glucomanano es el único articulo para la pérdida de peso que cuenta con el visto bueno de la Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA). Este organismo oficial encontró que este complemento alimenticio puede mejorar de forma significativa ciertos parámetros corporales, entre ellos el peso. La organización también advierte de que este complemento será útil únicamente si se utiliza en combinación con una dieta hipocalórica.

Por lo general, se recomienda un consumo de entre 28 y 36 gramos de fibra al día. Desgraciadamente, la dieta moderna (pobre en vegetales, frutas y alimentos integrales) aporta muy bajas cantidades de fibra alimentaria. En estos casos, el glucomanano podría servir de ayuda para mejorar nuestro tránsito intestinal.

Los estudios que relacionan al glucomanano con la pérdida de peso se han realizado en personas consideradas obesas o con sobrepeso. Si disfrutamos de un peso saludable, la fibra de konjac no eliminará la grasa localizada o la celulitis. No obstante, nos ayudará a sentirnos más vitales y saludables al facilitar nuestras visitas al inodoro.

El origen vegetal del glucomanano hace que este compuesto sea apto para veganos.

¿Qué tipo de complemento a base de glucomanano recomendarías?

El Booster de Juice Plus+ es un complemento ideal para acompañarte en tu dieta y lograr el resultado deseado. Este producto hace reducir el estrés y la ansiedad al empezar una dieta, reduce el hambre y tener que picar entre horas.

Contiene glucomanano que se utiliza para saciar el apetito de forma efectiva, también ayuda a regula el azúcar en sangre, ayuda a la flora intestinal y es bueno contra el estreñimiento. También contiene otros ingredientes de origen natural como el extracto de té verde y el aceite de avena.

Son unos polvos que aumentan su volumen dentro del estómago hasta 60-100 su forma que se ingieren tres veces al día antes de las principales comidas. Se echa el contenido del sobre con un par de vasos de agua, se remueve bien, aunque no quede una solución clara debido a que es una emulsión y se toma rápidamente. Se debe tomar 3g al día, fraccionados en tres veces. Nunca se debe superar los valores diarios recomendados.

 

Todos conocemos la importancia que tiene la fibra en una dieta saludable. Sin embargo, a pocos se nos pasa por la cabeza utilizar el poder saciante de la misma para controlar nuestro peso. El glucomanano te permite sacarle el máximo partido a este material no absorbible, mejorando tu tránsito intestinal a la vez que reduces tu apetito.

 

No olvides que tu constancia y tu dedicación serán tus principales armas en la lucha contra el sobrepeso. El glucomanano sería, en este caso, una herramienta más para adelgazar.

Y si ya has cumplido con tu objetivo de pérdida de peso, ¿por qué no continuar con su ingesta para que te ayude a normalizar tu tránsito intestinal?