Mejora de hábitos


Los buenos hábitos son siempre bienvenidos. Esto se debe a que si automatizamos el modo de trabajar que tenemos, nos ahorraremos muchísimo tiempo. Y todos sabemos que en el mundo de los negocios la falta de tiempo es uno de los principales problemas.

Algunos buenos hábitos nos ayudaran a tener éxito en la vida, en los negocios y a alcanzar nuestros sueños empresariales.

¿Cuáles son unos buenos hábitos para el éxito empresarial?

Hábito 1. Cultiva redes interiores:

Los empresarios que practican el éxito en los negocios conocen el poder de las redes. Se toman el tiempo para identificar y construir relaciones con sus compañeros principales, mentores y asesores. Esta red interna proporciona apoyo, dirección y un mayor número de personas para ayudar. Después de una red interna de cada cinco personas que tienen una red de cinco más, crece la red de manera exponencial.

Hábito 2. Céntrate en el cliente:

El éxito en los negocios requiere un firme compromiso con el cliente. Este compromiso incluye un modo de pensar de entender el mundo de los clientes. La comprensión de los deseos y necesidades de los clientes, proporciona a la empresa una mayor oportunidad de ganar una base de clientes leales. Centre la atención del negocio y sus beneficios, hacia lo que usted puede hacer para mejorar la vida de sus clientes.

Hábito 3. Humilde honestidad:

El éxito del negocio requiere la capacidad de conocer sus fortalezas y debilidades. Ser abierto y honesto acerca de usted y su negocio genera crecimiento como individuo y como sociedad. No pierda el tiempo tratando de superarse en sus debilidades. Tan solo busque ayuda para las áreas débiles, lo que le permitirá concentrarse en las fortalezas. La construcción de nuestras fortalezas en lugar de fijar nuestra debilidad es el camino a la maestría y el éxito. Tómate el tiempo para conocerse a si mismo y a su negocio.

Hábito 4. Adaptabilidad:

El éxito del negocio requiere la capacidad de adaptarse a situaciones cambiantes. Nada sale como está planeado. El mundo de los negocios está lleno de sorpresas e imprevistos. Utilizando el hábito de la capacidad de adaptación permite a los propietarios de negocio para responder a las circunstancias con la capacidad de cambiar de rumbo y actuar sin la información completa. Ser flexible nos permite responder a los cambios sin ser paralizado por el miedo y la incertidumbre.

Hábito 5. Oportunidad focal:

Los problemas son una parte normal de la vida empresarial. Para lograr el éxito en los negocios, mira a ambos lados de la moneda. Cada problema tiene una oportunidad. Concentrarse en la oportunidad hace que el asunto de los negocios sea divertido y energizante. Acuérdate que no existen problemas, sino retos a su inteligencia.

Hábito 6. Encontrar una manera mejor:

La productividad es la piedra angular del éxito del negocio. Formula el hábito de la búsqueda de una mejor manera de hacer su negocio más productivo. Esto creará más tiempo para centrarte en los temas críticos que impulsan las ventas y las ganancias. La productividad puede ser mejorada por la tecnología, la automatización, la externalización y la mejora de los procesos de negocio.

Hábito 7. El estilo de vida equilibrada:

Una empresa puede consumir el tiempo de un propietario y la energía. Es fácil permitir que la empresa tomer el control de su vida. El éxito del negocio requiere el hábito de equilibrar todos los aspectos de su vida. El tiempo de separación para las tareas diarias del negocio y el tiempo libre, es un hábito que hará que tu negocio y la vida sea más agradable. Tómate el tiempo para planear cada semana.

¿Qué otros buenos hábitos podrían ser de gran utilidad a la hora de dirigir una empresa?

1/ Revisar con frecuencia el plan de marketing.

2/ Vigilar constantemente por la opinión que la sociedad tiene sobre nuestra marca y los productos que ofrecemos. Una de las maneras más rápidas es recurrir a los social media, pues son muchas las personas que expresan exactamente ahí su experiencia con las marcas (tantos positiva como negativa).

3/ Revisar uno mismo la calidad de los productos que comercializa. Si no comprarías lo que vendes, no lo vendas.

4/ Vigilar constantemente lo que hacen los competidores.

5/ Estar atento y aprender a localizar indicios de situaciones de crisis.

6/ Formarse constantemente es uno de los mejores hábitos que te ayuda tanto a nivel personal como profesional.

7/ Intentar infiltrarse dentro de la rutina de los consumidores. Esto no te ayudará tan solo a crear confianza y fidelizar, sino que te dará pistas acerca de cómo mejorar el producto y adaptarlo a las necesidades de las personas.

 

En definitiva, los hábitos nos ayudan a mecanizar la manera de la que realizamos las tareas. Esto puede suponernos un importante ahorro de tiempo, siempre y cuando sepamos cómo crear hábitos positivos y bien planificados.

 

 CONTACTA